No mostrar piedad a un joven buscador de oro brasileño