¡Natalia no tiene dinero para arreglar su calentador de agua, por lo que tendrá que hacer un trato con el plomero!