Cuando no hay nada que hacer... mejor algo que comer